La muerte desde una perspectiva intercultural: La Semana Santa y los cementerios

En un grupo de discusiones de una red social, un experto en interculturalidad estadounidense planteó hace unos días lo siguiente: a raíz de la película Biutiful, candidata a los Oscars, y de unas declaraciones de Iñárritu y Bardem se preguntaba ¿hay culturas que exhiben la muerte y otras que la ocultan?

Finis gloriae mundi. Valdés Leal.
Finis gloriae mundi. Valdés Leal.

Bueno ese es un tema que ya planteó Aldous Huxley en su maravillosa novela "Un mundo feliz".

 

Pero sin llevarlo tan al extremo como él, yo no diría que la cultura española o la hispana adoren la muerte aunque algunos extranjeros puedan interpretar así algunas de nuestras costumbres. 

 

Algunos alemanes, cuando contemplan las procesiones de Semana Santa españolas, se asombran al ver miles de personas enfervorizadas siguiendo a unas estatuas que parecen ensalzar la muerte y el sufrimiento. En cambio si pensamos en La Pascua alemana, la asociamos con cosas amables, niedlich, nada dramáticas: huevos pintados, escaparates, bares, calles llenas de conejitos y de colores que celebran la naciente primavera.

 

El hecho de que en México, o en zonas de él, se celebre el Día de los Muertos, parecería confirmar esa idea. A los españoles también nos sorprenden las calaveras y esqueletos que nuestros amigos mexicanos tienen en sus casas. A mí me resultaba difícil comprender que una amiga mexicana guardara con ilusión las calaveras de azúcar que su novio le regalaba el Día de los Muertos.

 

Octavio Paz reflexionó en sus libros sobre esta omnipresencia de la muerte en México. Él consideraba que les llegaba tanto de su herencia precolombina como de su herencia española. Si contemplamos los cuadros de Valdés Leal (puedes verlos fácilmente buscando en Google), pintor español del siglo XVII, comprendemos la tesis de Paz. ¿Utilizó el catolicismo la muerte más que el protestantismo, para transmitir un mensaje a sus fieles? El catolicismo optó más por la vía sensorial en la transmisión de la doctrina. 

 

Pero también a los hispanos les impresiona la naturalidad en el trato con la muerte de nuestros vecinos del Norte: tanto en Inglaterra como en Alemania he conocido a hispanos asombrados al ver como los alemanes e ingleses pasean sus perros y toman el sol en hermosos parques-cementerios.

 

Mi conclusión es que no nos fascina la muerte sino la intensidad. Algunas culturas buscan emociones intensas, otras moderación, control de las emociones. El hecho de que en el cine, la Semana Santa etc. parezca que exaltamos la muerte sólo indica que queremos provocar emociones intensas. En cambio los alemanes quitan dramatismo a la muerte creando cementerios hermosos por los que a uno le apetece pasear. Muchos extranjeros que escriben sobre la cultura alemana subrayan que los alemanes eliminan el misterio de muchas cosas de la vida: por ejemplo del cuerpo desnudo. 

¿Qué opináis?

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Gaby Castro de Römer (miércoles, 02 marzo 2011 15:10)

    Hola Natalia, acá nuevamente, pero ésta vez en tu website leyendo éste artículo tan interesante que has escrito.
    Las diferencias culturales entre nosotros los hispanohablantes y los alemanes es clara, ellos como bien mencionas quitan el misterio a todo eso que a nosotros nos parece misterioso.
    Hacen unos minutos mientras almorzábamos le pregunté a mi suegra sobre la muerte y ne dijo:
    "Bueno todo aquel que nace, sabe que morirá en algún momento, claro que es doloroso aceptar la muerte de alguien sobre todo si es joven, pero si ya ha vivido su ciclo, entonces uno lo acepta con naturalidad, ya que a todos nos tocará, pero es diferente si alguien sufre de alguna enfermedad, en ese caso, tanto el enfermo como la familia preferimos que descanse en paz"
    Mientras que para nosotros muchas veces no nos hace difícil aceptarlo, aún sabiendo que es un algo natural, para ellos no, lo aceptan inmediatamente.
    Y yo creo que el hecho de pasear por un parque-cementerio,es para ellos, el estar en contacto con la naturalez, los alemanes se sienten parte de la naturaleza, y la aman. Sin embargo preguntándole a mi esposo, me dice que el no haría eso, por respeto a los muertos que ahí descansan.
    Como ves hay diferentes opiniones con respecto a éste tema.
    Un abrazo y avísame cuando publiques mas artículos.
    Gaby

  • #2

    Natalia P. de Herrasti (miércoles, 02 marzo 2011 23:50)

    Hola Gaby,
    Gracias por tu comentario. No sólo nos das tu opinión y experiencias sino que además entrevistas a tus alemanes más allegados. ¡Qué delicia!

    Es cierto que los alemanes aman la naturaleza, y eso es algo de lo que más valoro de su cultura. Su urbanismo es de lo más humano. Buscan no enterrar a las personas en cemento sino proporcionarles el oxígeno, el verde necesario para disfrutar de la vida. De eso podemos hablar otro día porque es un tema muy amplio.
    No creo que pasear por los cementerios sea faltar al respeto a los muertos, pero a nosotros nos sorprende al llegar porque nuestros cementerios son muy distintos y guardamos distancias con la muerte. Pero creo que muchos muertos, al menos los hispanos, preferiría yacer acompañados de gente que pasea y disfruta de la vida, que en un nicho rodeado de...lo que todos sabemos.
    Los alemanes tienden a tomar con gran naturalidad las cosas: la muerte, el sexo, el cuerpo desnudo. Eso, como todo, tiene ventajas y desventajas. Una francesa se queja de la falta de misterio, de sex appeal. de que las mujeres alemanas no pueden llevar ropa interior francesa, porque no conciben el juego de la seducción. En Alemania "what you get is what you see". No les gustan los engaños, los disfraces. Su principal valor es la sinceridad. Y la naturalidad. Todos los extranjeros se asombran al ver como los alemanes se pasean desnudos por saunas mixtas y ni se miran. Eso es lo que recojo en los libros de muchos extranjeros que escriben sobre Alemania.

    Son "nüchtern" una palabra muy alemana y difícil de traducir. Pero esa racionalidad tan positiva puede llevar a veces a que otros sientan que falta algo.
    Curiosamente en alemán no hay palabra para "morbo". El diccionario dice "krankhaftes Interesse". Y ese interés malsano, tan omnipresente en España, realmente no se ve casi en Alemania. Ni ante la muerte, ni ante el cuerpo desnudo. Yo veo en esto mucho de positivo, pero también veo la sensación que muchos extranjeros tienen de desinterés por parte de los alemanes, de no ser vistos, de que ni miran por la calle, no hay contacto visual...Tengo muchos textos también sobre eso, muy interesantes.

    Grusecitos y hasta otro día,
    Natalia

  • #3

    Centrifugal Juicer (sábado, 04 mayo 2013 09:59)

    This article was exactly what I was searching for!

EDUARDO, ESTUDIANTE EN LA UNIVERSIDAD DE GÖTTINGEN, ALEMANIA:

 

Este libro debería ser obligatorio para todos los que vengan a Alemania o los alemanes que vayan a países hispanohablantes. No entiendo por qué no nos han explicado estas cosas antes. Leí "Gramática de la cultura "con avidez, y me sorprendió que pueda explicar de forma tan clara percepciones sobre los alemanes de las que había hablado cientos de veces. Ahora entiendo muchas cosas que me hubiesen ayudado en ciertos momentos más que el conocimiento de la gramática. Ahora muchas situaciones tienen una explicación más satisfactoria que los típicos comentarios que hacemos siempre sobre lo raros y fríos que son los alemanes. Mis amigos ya lo han leído y coinciden en lo útil que es. Creo que los mayores malentendidos se deben a las diferencias entre la cortesía positiva y negativa o el contexto fuerte o débil. Por eso estos conceptos, vistos de manera tan práctica y concreta a través de un mosaico de relatos, han sido todo un descubrimiento.

 

¿Quieres leer más opiniones sobre este libro? Pincha aquí.

¿Quieres comprarlo? Pincha aquí.

 

Si quieres entrar en estos conceptos de cortesía que tanto han ayudado a Eduardo de una forma más ligera (narrativa) y más barata (4,64 euros frente a los 14.95 que cuesta "Gramática de la cultura"), puedes optar por el e-book "Hispanos en Alemania. Sintonizando una nueva cultura." Abajo encuentras más información sobre él. Si no tienes un lector de libros electrónicos puedes leerlo en tu ordenador o tableta.

 

Este es un libro sobre Alemania, pero también sobre España, México, Argentina, Chile, Turquía, Polonia, Italia... ¡Y sobre ti!


Es un libro para conocer a otros pero sobre todo para conocerte a ti mism@. 

Cultura de dentro a fuera. Viaja para encontrarte
, para saber cuánto de ti ha sido moldeado por tu cultura sin que tú te hayas percatado.

Viaja con través de Clara, Javier, Sonia, Laura, Angelita, Verónica... Vive con ellos la aventura alemana, la experiencia de los expatriados. Si nunca has sido un expatriado, para hacer realidad eso de que leemos para vivir a través de los libros todas esas vidas que nunca viviremos. Si ya emigraste o lo estás haciendo, para sentirte acompañado por otros y adquirir más experiencias que sumar a la tuya.

 

Sabemos que hablamos en español, inglés, alemán... Lo que no sabemos es que también pensamos, vemos, interpretamos, juzgamos...en nuestro idioma. Descúbrelo. 

Más información aquí.

 

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

Natalia Pérez de Herrasti
Natalia Pérez de Herrasti

¿Quieres unirte al grupo de Facebook: Introducción a la vida en Alemania para extranjeros? Pulsa aquí.

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

¿Tienes preguntas? ¿Quieres añadir o precisar algo? No olvides contarlo en los comentarios de abajo.

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

http://herrasti.jimdo.com. Basada en ilustración de M. Victoria Escandell en la conferencia citada.
http://herrasti.jimdo.com. Basada en ilustración de M. Victoria Escandell en la conferencia citada.

¿Te ha gustado? Compártelo:

 

Puesto 1 en Amazon.de
Puesto 1 en Amazon.de

Desde abril de 2012 en el Top 100 de Amazon.de spanisch.