Consejos para aprender un idioma 2. Así aprenden los que alcanzan un nivel excelente.

Vemos cómo aprender activamente y en contexto es clave para progresar en la competencia comunicativa en una lengua extranjera. Cómo funciona la memoria. Propuestas concretas de trabajo.

Aprendizaje activo: el aprendiz excelente es muy consciente de lo que expresa el cono del aprendizaje que vemos en la imagen: Recordamos mejor lo que vemos y oímos. Recordamos mucho mejor lo que hacemos. Olvidamos antes lo que ha pasado por nosotros sin sacarnos de nuestra pasividad. Por eso los analíticos, que tienen siempre la mente activa, que se plantean preguntas acertadas sobre el input que reciben, formulan hipótesis, las comprueban... "retifican" (vernetzen) los contenidos nuevos, es decir, los introducen en su cerebro como parte de una red, en relación con otros conocimientos existentes. La memoria funciona como una red, y aumenta en función de la atención y la motivación con que procesemos los contenidos. A mayor motivación, atención y "retificación" (procesamiento de conocimientos incluyéndolos en una red significativa) (Vernetzung), mayor retención y aprendizaje.

 

Aprendizaje en contexto. Aprender palabras en listas no es una buena idea. Yo aprendí toda la lista de vegetales en inglés en el colegio. Cuando llegué a Inglaterra no recordaba apenas ninguno, más allá de tomato, orange... Lo básico. Pero yendo de compras al mercado de Sheffield habitualmente los aprendí todos de manera indeleble. Nunca los he olvidado.

 

Un ejemplo del terrorífico efecto de aprender palabras descontextualizadas es el caso de un estudiante de Kazajistán que pasó por mis cursos. Andreas es un excelente aprendiz de idiomas, pero a la soviética. La mayoría de los estudiantes de países del Este que han pasado por mis cursos tenían una admirable capacidad de trabajo, laboriosidad, resistencia a tareas de lo más arduo. Eran capaces de aprenderse un cuento entero de memoria, o, como Andreas, el diccionario. Consultaba una palabra y se quedaba prendado de las demás, así que leía páginas enteras de un tirón, sin plantearse que hay muchas palabras que los nativos no han oído en su vida. La idea de que las palabras tienen un registro determinado y para saber usarlas adecuadamente es necesario aprenderlas en contexto, porque el diccionario no nos da toda la información de uso sobre ellas, es una idea que me ha costado décadas introducir en la mente de Andreas. Pero al final lo conseguí.

 

Si les ponía una escena de una serie, paraba la imagen y les preguntaba ¿qué creéis que va a pasar? Andreas respondía:

 

-Van a fornicar.

 

A mí me entraba un ataque de risa y a los demás estudiantes de rabia, porque pese a tener un nivel muy alto de español no entendían a Andreas.

 

Hoy Andreas trabaja en una biblioteca, hizo su doctorado y sigue con su vocación lexicográfica. A veces nos encontramos y sigue planteándome palabras sobre las que tengo serias dudas de que existan siquiera en el diccionario. Hablamos siempre en alemán. Andreas no puede mantener una conversación en español, ahora menos que antes, tras años sin practicar. Pero su mente está llena de una colección de palabras abstrusas. En su defensa debo decir que maneja al menos 3 idiomas a un nivel altísimo, y en 2 más comprende pasivamente muchísimo.

 

En alemán tampoco aprendí nunca listas de vocablos descontextualizados, pero sí anotaba en un cuaderno palabras que aprendía viendo la tele. Siempre tenía a mano un diccionario, buscaba expresiones que me llamaban la atención y me resultaban útiles, que me sonaba haber oído en múltiples ocasiones, y las anotaba, en su contexto.

 

También repetía expresiones gramaticales que había aprendido en clase pero era incapaz de usar y me seguían sonando extrañísimas. Por ejemplo la estructura

 

"Ich hätte es wissen müssen" (Debería haberlo sabido)

"Du hättest es sagen können" (Podrías haberlo dicho)

 

Hoy en día me parece tan natural y evidente como a un alemán nativo, pero aún recuerdo lo inconcebibles que me resultaban entonces aquellos dos infinitivos en fila india. Cuando oía esa estructura en la tele la anotaba y la repetía. Pero no era trabajo, era ocio. Estaba viendo la tele. Aprender un idioma te da la excusa perfecta para hacer esas cosas que, de otro modo, son una pérdida de tiempo. Recomiendo especialmente las telenovelas y las series. Tener cada día 30 minutos de comprensión auditiva con una enorme ayuda visual y contextual puesto que conocemos los personajes, las relaciones entre ellos, las tramas... es algo inestimable en el aprendizaje de un idioma.

 

Por eso en el próximo post de esta serie propondremos trabajar con una serie que se emite desde hace muchos años en la ARD (el canal principal público estatal.) Esta serie se puede seguir por Internet. En español hay bastantes foros y publicaciones que resumen la trama y tratan de buscarla en otros idiomas pues hay fans hispanohablantes que no entienden alemán y quieren seguirla.

 

      Esta entrada es la continuación de "Consejos para aprender un idioma 1. Así aprenden los que alcanzan un nivel excelente." Si quieres leerlo pulsa aquí.

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

¿Quieres unirte al grupo de Facebook: Introducción a la vida en Alemania para extranjeros? Pulsa aquí.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    seks pogaduchy (sábado, 19 noviembre 2016 17:37)

    prezbiterianizm

  • #2

    date line (lunes, 21 noviembre 2016 15:28)

    astringent

  • #3

    sextel (martes, 22 noviembre 2016 15:48)

    gapcia

  • #4

    goła celebrytka (viernes, 25 noviembre 2016 04:10)

    Nieśpielak

  • #5

    darmowa wróżba (viernes, 25 noviembre 2016 09:13)

    niebabrające

  • #6

    urok miłosny (viernes, 25 noviembre 2016 17:26)

    Chrcynno

  • #7

    sex telefon (martes, 29 noviembre 2016 19:30)

    niezaryczana

EDUARDO, ESTUDIANTE EN LA UNIVERSIDAD DE GÖTTINGEN, ALEMANIA:

 

Este libro debería ser obligatorio para todos los que vengan a Alemania o los alemanes que vayan a países hispanohablantes. No entiendo por qué no nos han explicado estas cosas antes. Leí "Gramática de la cultura "con avidez, y me sorprendió que pueda explicar de forma tan clara percepciones sobre los alemanes de las que había hablado cientos de veces. Ahora entiendo muchas cosas que me hubiesen ayudado en ciertos momentos más que el conocimiento de la gramática. Ahora muchas situaciones tienen una explicación más satisfactoria que los típicos comentarios que hacemos siempre sobre lo raros y fríos que son los alemanes. Mis amigos ya lo han leído y coinciden en lo útil que es. Creo que los mayores malentendidos se deben a las diferencias entre la cortesía positiva y negativa o el contexto fuerte o débil. Por eso estos conceptos, vistos de manera tan práctica y concreta a través de un mosaico de relatos, han sido todo un descubrimiento.

 

¿Quieres leer más opiniones sobre este libro? Pincha aquí.

¿Quieres comprarlo? Pincha aquí.

 

Si quieres entrar en estos conceptos de cortesía que tanto han ayudado a Eduardo de una forma más ligera (narrativa) y más barata (4,64 euros frente a los 14.95 que cuesta "Gramática de la cultura"), puedes optar por el e-book "Hispanos en Alemania. Sintonizando una nueva cultura." Abajo encuentras más información sobre él. Si no tienes un lector de libros electrónicos puedes leerlo en tu ordenador o tableta.

 

Este es un libro sobre Alemania, pero también sobre España, México, Argentina, Chile, Turquía, Polonia, Italia... ¡Y sobre ti!


Es un libro para conocer a otros pero sobre todo para conocerte a ti mism@. 

Cultura de dentro a fuera. Viaja para encontrarte
, para saber cuánto de ti ha sido moldeado por tu cultura sin que tú te hayas percatado.

Viaja con través de Clara, Javier, Sonia, Laura, Angelita, Verónica... Vive con ellos la aventura alemana, la experiencia de los expatriados. Si nunca has sido un expatriado, para hacer realidad eso de que leemos para vivir a través de los libros todas esas vidas que nunca viviremos. Si ya emigraste o lo estás haciendo, para sentirte acompañado por otros y adquirir más experiencias que sumar a la tuya.

 

Sabemos que hablamos en español, inglés, alemán... Lo que no sabemos es que también pensamos, vemos, interpretamos, juzgamos...en nuestro idioma. Descúbrelo. 

Más información aquí.

 

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

Natalia Pérez de Herrasti
Natalia Pérez de Herrasti

¿Quieres unirte al grupo de Facebook: Introducción a la vida en Alemania para extranjeros? Pulsa aquí.

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

¿Tienes preguntas? ¿Quieres añadir o precisar algo? No olvides contarlo en los comentarios de abajo.

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

http://herrasti.jimdo.com. Basada en ilustración de M. Victoria Escandell en la conferencia citada.
http://herrasti.jimdo.com. Basada en ilustración de M. Victoria Escandell en la conferencia citada.

¿Te ha gustado? Compártelo:

 

Puesto 1 en Amazon.de
Puesto 1 en Amazon.de

Desde abril de 2012 en el Top 100 de Amazon.de spanisch.