vie

23

ago

2013

Despedirse a la española. La cultura invisible hace que traducir no sea suficiente

La despedida en etapas. No dejar con la palabra en la boca. Impuntuales por cortesía... Si quieres saber qué significa esto y por qué para despedirse correctamente en otro idioma no basta con saber que adiós es good bye o aufwiedersehen, lee este artículo.

En diario de un alemañol se ocupan también de este tema en un post de octubre de 2012 que puedes leer aquí. Muy acertadamente observa que las despedidas españolas duran mucho y tienen varias etapas. No basta con decir adiós y ya. 

 

Inés. mi canaria favorita (personaje de "Hispanos en Alemania" cuyo nombre real tampoco voy a confesar aquí) y yo nos dimos cuenta de ello allá por 1994. Inés vivía en una WG (piso compartido) con 2 alemanas. Cuando yo iba a verla ella salía a la puerta a despedirme cuando me iba. Allí pasábamos un buen rato de charleta. No éramos conscientes de ello ni de cuánto tiempo pasábamos allí, pero sus compañeras de piso alemanas nos lo hacían notar. A ellas les daba tiempo a entrar y salir varias veces en sus quehaceres cotidianos y nosotras seguíamos allí, cosa que les producía una gran extrañeza. Finalmente nos decían: ¿qué hacéis aquí de pie? Podríais estar cómodamente sentadas en el salón. Eso nos hizo comprender que tenemos un ritual de despedida largo que a ellas les resultaba extraño, poco práctico e incomprensible.

 

Podría contar muchas otras historias semejantes vividas en Alemania. A quienes han leído el libro "Gramática de la cultura" o "Hispanos en Alemania" les resultará fácil entender esto relacionándolo con los distintos conceptos de cortesía que predominan en cada cultura. Como puede leerse en la columna de la izquierda, también son esos conceptos de cortesía los que más ayudaron a Eduardo a entender sus experiencias en Alemania.

 

Aquí copio algunas citas de mis libros "Gramática de la cultura" e "Hispanos en Alemania" que ayudan a aclarar este punto:

 

  • Dejar a uno con la palabra en la boca.

 

 

Volverle la espalda sin escuchar lo que va a decir. (D.R.A.E.)

 

En cambio el diccionario bilingüe PONS lo traduce como ”Nicht ausreden lassen”, es decir, interrumpir, algo muy distinto que dejar con la palabra en la boca, sobre todo para un hispano. Estamos acostumbrados a interrumpir sin problemas, cosa que molesta muchísimo a los alemanes, pero en cambio dejar con la palabra en la boca, es decir, poner fin a la conversación bruscamente, nos parece algo horrible y a los alemanes no. Así que esa traducción propuesta por el PONS (nicht ausreden lassen= dejar con la palabra en la boca) no puede estar más desencaminada. Por eso nuestras despedidas pueden durar hasta horas, introducidas por la frase: “Nos vamos yendo” ("Wir fangen langsam an zu gehen", frase que en alemán suena absurda.) 

En "Gramática de la cultura" 

 

  • Impuntuales por buena educación ( por no dejar con la palabra en la boca)

 

El hecho de que el 98% de las citas no se mantengan es algo que en España no está en absoluto reñido con la buena educación. Los españoles consideran muy grosero despedirse de alguien antes de que dicha persona haya terminado de hablar de todas las cosas y personas sobre las que le pida el cuerpo explayarse.

 

Como los españoles nunca tienen especial prisa en llevar las cosas a término pueden tardar tranquilamente dos o hasta tres horas en agotar todos los temas pendientes. Dado que se considera descortés interrumpir a amigos o conocidos en sus extensas narraciones, sólo para comunicarles que hace tiempo que tendría uno que estar en otro lugar, eso no se hace, sino que se sigue escuchando con total relajación. El consuelo está en pensar que la persona con la que uno había quedado unas cinco horas atrás, sin duda no está esperando impacientemente en el lugar acordado, sino que también está en ese preciso instante oyendo la interminable saga de un conocido al que no puede interrumpir. Con lo cual ha perdido tres trenes y dos conexiones de autobús y no conseguirá acudir a la cita.                             (Trad. de la A.)

 

 

 

En: Drew Launay, Xenophobe´s guide to the spaniards.

 

 

 

 

En "Gramática de la cultura"

 

  •  

     

     

     

    Cornelia me dice adiós y me deja plantada en una esquina.

   Cuando íbamos juntas a casa, terminada la jornada universitaria, pese a que mi apartamento quedaba en su camino, llegadas a una esquina en la que ambas debíamos girar a la derecha, decía bruscamente: “adiós” y desaparecía como alma que lleva el diablo, dejándome con la palabra en la boca. A mí se me llevaban todos los demonios. Un día le dije: “que conste que te perdono porque eres alemana. Si fueras española ya te habría mandado a la porra.” Ella trató de explicar su conducta: llegadas a la esquina de la Gronerstrasse desaparecía siempre porque su vejiga reclamaba su atención urgentemente y yo caminaba a paso de charla. La vejiga de Cornelia siempre ha sido peculiar. Cada vez que entra en el cuarto de baño, mientras tú esperas en el salón, puedes escuchar cómo canta a lo Montserrat Caballé. ¿Un acto reflejo?

 

Desconfiada, Cornelia quiso confirmar con Sonia la “presunta” costumbre de los españoles de acompañar y no dejar a la gente con la palabra en la boca. Mi cordobesa, traidora, respondió: “¡Ahh! ¡Cosas de Clara! ¡No le hagas caso!” ¡Españoles! ¡Siempre más atentos con el de fuera que con el de casa! Donde hay confianza da asco. Después le hice caer en la cuenta: Sonia, a quien mi casa definitivamente no le quedaba de paso, me acompañaba desviándose siempre que volvíamos juntas. E incluso cuando me invitaba a cenar en su casa, luego me traía de vuelta a la mía. Pero no era consciente de ello.

 

 

 

 

Javier me acompañaba siempre, aunque para ello no sólo se desviaba de su camino, sino que se alejaba de su casa caminando en dirección opuesta. Y recuerdo que en aquellos años de la adolescencia en que uno se cree eterno y le sobra todo el tiempo del mundo había amigos que me acompañaban a mi casa, media hora andando, y alguna vez, un domingo tontorrón, incluso yo acompañé a uno de vuelta, otra media hora, a la suya. Él, caballeroso, empleó otros 30 minutos en depositarme sana y salva en mi castillo. ¡Qué falta de sentido práctico!, suelen decir los alemanes. ¡Con lo bien que habrían estado esos 90 minutos en un café o paseando por un bonito parque si lo hubieran organizado bien! Pero ¿y esa sensación de calidez que da saber que la otra persona quiere posponer el momento de separarse de ti? ¿No es quizá más valiosa que pasar el rato en un lugar bonito, caliente y cómodo? 

 

En "Hispanos en Alemania."

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

¿Te ha gustado? Compártelo:

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    louis vuitton replica sale (jueves, 13 noviembre 2014 10:35)

    The level of will it really cost you? You want to keep funding as their intended purpose nonetheless before you'll get a get.

EDUARDO, ESTUDIANTE EN LA UNIVERSIDAD DE GÖTTINGEN, ALEMANIA:

 

Este libro debería ser obligatorio para todos los que vengan a Alemania o los alemanes que vayan a países hispanohablantes. No entiendo por qué no nos han explicado estas cosas antes. Leí "Gramática de la cultura "con avidez, y me sorprendió que pueda explicar de forma tan clara percepciones sobre los alemanes de las que había hablado cientos de veces. Ahora entiendo muchas cosas que me hubiesen ayudado en ciertos momentos más que el conocimiento de la gramática. Ahora muchas situaciones tienen una explicación más satisfactoria que los típicos comentarios que hacemos siempre sobre lo raros y fríos que son los alemanes. Mis amigos ya lo han leído y coinciden en lo útil que es. Creo que los mayores malentendidos se deben a las diferencias entre la cortesía positiva y negativa o el contexto fuerte o débil. Por eso estos conceptos, vistos de manera tan práctica y concreta a través de un mosaico de relatos, han sido todo un descubrimiento.

 

¿Quieres leer más opiniones sobre este libro? Pincha aquí.

¿Quieres comprarlo? Pincha aquí.

 

Si quieres entrar en estos conceptos de cortesía que tanto han ayudado a Eduardo de una forma más ligera (narrativa) y más barata (4,64 euros frente a los 14.95 que cuesta "Gramática de la cultura"), puedes optar por el e-book "Hispanos en Alemania. Sintonizando una nueva cultura." Abajo encuentras más información sobre él. Si no tienes un lector de libros electrónicos puedes leerlo en tu ordenador o tableta.

 

Este es un libro sobre Alemania, pero también sobre España, México, Argentina, Chile, Turquía, Polonia, Italia... ¡Y sobre ti!


Es un libro para conocer a otros pero sobre todo para conocerte a ti mism@. 

Cultura de dentro a fuera. Viaja para encontrarte
, para saber cuánto de ti ha sido moldeado por tu cultura sin que tú te hayas percatado.

Viaja con través de Clara, Javier, Sonia, Laura, Angelita, Verónica... Vive con ellos la aventura alemana, la experiencia de los expatriados. Si nunca has sido un expatriado, para hacer realidad eso de que leemos para vivir a través de los libros todas esas vidas que nunca viviremos. Si ya emigraste o lo estás haciendo, para sentirte acompañado por otros y adquirir más experiencias que sumar a la tuya.

 

Sabemos que hablamos en español, inglés, alemán... Lo que no sabemos es que también pensamos, vemos, interpretamos, juzgamos...en nuestro idioma. Descúbrelo. 

Más información aquí.

 

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

Natalia Pérez de Herrasti
Natalia Pérez de Herrasti

¿Quieres unirte al grupo de Facebook: Introducción a la vida en Alemania para extranjeros? Pulsa aquí.

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

¿Tienes preguntas? ¿Quieres añadir o precisar algo? No olvides contarlo en los comentarios de abajo.

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

http://herrasti.jimdo.com. Basada en ilustración de M. Victoria Escandell en la conferencia citada.
http://herrasti.jimdo.com. Basada en ilustración de M. Victoria Escandell en la conferencia citada.

¿Te ha gustado? Compártelo:

 

Puesto 1 en Amazon.de
Puesto 1 en Amazon.de

Desde abril de 2012 en el Top 100 de Amazon.de spanisch.