lun

28

sep

2015

Lehrgeld. El logo del vocabulario alemán y las dificultades interculturales de saber cuándo procede insistir y comprobar y cuándo no.


¿La traducción de Lehrgeld sería "la letra con sangre entra"?

La imagen muestra que el aprendizaje cuesta dinero no solo a través de cursos, sino también del pago de consecuencias por cursos no realizados.


©Natalia Pérez de Herrasti. Pepe Gotera y Otilio chapuzas a domicilio.

En alemán hay multitud de conceptos no traducibles, ya que el alemán permite construir nuevas palabras juntando otras de una forma que otros idiomas no facilitan tanto. Muchas de esas palabras aluvión son utilisimas para aprehender el mundo, para hacer consciente,  transmisible y reflexionable su funcionamiento y nuestra manera de interactuar con él. 


Por ejemplo la palabra Lehrgeld es muy aleccionadora. Nos avisa de que los errores se pagan con dinero. Que aprender no sólo cuesta el dinero que pagamos por cursos o libros que nos enseñan. A veces, innumerables veces por cierto, se paga a posteriori. Por no haber aprendido algo cometemos errores que nos cuestan dinero. Lo cierto es que no sólo nos cuestan dinero sino muchísima energía vital muchísimos nervios, muchísimo estrés... 

Vamos que el curso sale mucho más barato pero por desgracia no hay cursos para todo. Lehrgeld = los errores se pagan.


Lehrgeld es entonces la consecuencia económica de learning by doing, en ese concepto tan poco alemán que han tomado prestado del inglés y utilizan mucho últimamente. 


Veamos algunos ejemplos sacados de la vida real, ejemplos propios o ajenos que me han relatado:


Llamemos a la protagonista de este relato Nuria. Nuria está acostumbrada a que en Alemania, cuando uno se pone en contacto con una aseguradora, una administración de fincas, una empresa de servicios de fontanería, una inmobiliaria... y les encarga un asunto ellos se ponen manos a la obra y si hay algún problema se ponen en contacto con ella. Por eso en España hace lo mismo. Tiene un piso que alquila y cuando le comunican que hay una humedad en el techo lo pone en conocimiento de la comunidad de propietarios que le dicen que mandarán a alguien a verlo. Hubo humedades en la azotea que está  directamente sobre ese techo. 


Además la anterior propietaria de ese piso le dio gato por liebre. Le vendió el piso como reformado y una vez dentro se da cuenta de que no sólo los azulejos antiguos del baño, no cambiados sino pintados, pierden la pintura a ronchas, sino que debajo del grifo de la ducha no hay azulejos pero con la pintura se ha disimulado. Lógicamente con el uso el agua de la ducha causa una humedad que se transmite a la habitación contigua y produce una mancha en la pared y moho. Sólo entonces se da cuenta de que esa parte cubierta con pintura igual que el resto no tiene azulejos. Además la mampara de la ducha se cae y no cierra bien de modo que tiene que poner una nueva. Después tiene que avisar al seguro para que repare la mancha de humedad en la pared y el parquet levantado una vez que ella se ha ocupado de reparar la causa de la humedad que no es cubierta por el seguro, sólo las consecuencias. El seguro llama para fijar una cita con el parquetista y ella da el teléfono de los inquilinos ya que son ellos quienes tienen que dar la cita. Primero les da ese teléfono a los de administración de Mapfre dos o tres veces ya que vuelven a llamar como si las llamadas anteriores nunca hubieran tenido lugar. Luego es el propio parquetista el que llama ya que la central de Mapfre evidentemente no le ha proporcionado la información completa y no ha recibido los números de los inquilinos. En total da el teléfono de los inquilinos unas 5 veces o bien a los telefonistas de la Administración de Mapfre o bien directamente al parquetista. 


Tiene que irse de viaje de trabajo y de pronto los inquilinos dicen que se van. Hay que buscar inquilinos nuevos. El de la inmobiliaria, que es quien le informa, pues los inquilinos se lo han dicho a él (aquí conviene anotar que en Alemania se rescinde un contrato con 3 meses de antelación y por escrito. Sólo así tiene valor), le insta a hacerlo a través de ellos pues dice que ese mes es fundamental no perderlo porque es cuando todo el mundo está buscando piso en alquiler, de modo que se ve obligada a dar su acuerdo y encargarles que busquen inquilinos para no perder ese mes crucial. Sorprendida, durante su viaje comprueba que no recibe noticias de la inmobiliaria ni responden a sus correos apenas. Nada más volver a su ciudad se pone en contacto telefónico con ellos.


Cuando a finales de septiembre tiene tiempo de ocuparse personalmente del tema comprueba que el resultado de aplicar sus esquemas alemanes a España ha sido el siguiente:


● la inmobiliaria ha estado enseñando el piso con la humedad en el techo, el parquet levantado, la pintura cayéndose a ronchas, a posibles inquilinos que por supuesto no se han sentido muy inclinados a aceptarlo en ese estado. En lugar de ponerse en contacto con ella para solucionar el problema han seguido mostrando el piso quizá para justificar el sueldo. Pero a ella no le interesa que pase gente por allí en ese estado sino que el piso se alquile, como es lógico.


● llama a la administración de la comunidad de vecinos y le dicen que pusieron el caso en conocimiento del presidente de la comunidad y ahí quedó atascado el tema ya que él no responde, que se pondrán de nuevo en contacto con él. Eso fue 8 meses atrás.


●  pese a que antes de irse de viaje, un mes atrás, dio una vez más el número de los inquilinos para que el parquetista les llamara, comprueba que sigue sin ir y el parquet sin arreglar.


Es decir, aplicar sus esquemas alemanes que le llevan a pensar que una vez puesto un tema en conocimiento de alguien ese asunto sigue su curso, la pelota está sobre el tejado del otro, y hay que esperar que sea arreglado o bien que se pongan en comunicación contigo si surge algún problema, le ha costado un considerable Lehrgeld ya que va a tardar bastante más en alquilar el piso.


¿Y tú? ¿cuál es tu experiencia?


¿Has tenido casos en Alemania en los que a pesar de poner en conocimiento de alguien un tema no se ha ocupado y no ha comunicado que el tema no estaba resuelto haciendo caso omiso de su responsabilidad laboral sobre él?


¿Has tenido casos en España en los que las cosas funcionan sin necesidad de estar encima dando la lata continuamente? Que también ocurre por supuesto sobre todo en servicios que se pagan muy caros. Y también lo contrario en Alemania pero ...


¿dónde, en qué contexto, con qué frecuencia ocurre de una manera u otra? 


¿Cuando hay que insistir y ser pesado? 


¿cuándo insistir se vería como una incorrección muy grosera que les interrumpe en su trabajo y muestra una desconfianza innecesaria?


Cuéntanos tu experiencia.

Escribir comentario

Comentarios: 0

EDUARDO, ESTUDIANTE EN LA UNIVERSIDAD DE GÖTTINGEN, ALEMANIA:

 

Este libro debería ser obligatorio para todos los que vengan a Alemania o los alemanes que vayan a países hispanohablantes. No entiendo por qué no nos han explicado estas cosas antes. Leí "Gramática de la cultura "con avidez, y me sorprendió que pueda explicar de forma tan clara percepciones sobre los alemanes de las que había hablado cientos de veces. Ahora entiendo muchas cosas que me hubiesen ayudado en ciertos momentos más que el conocimiento de la gramática. Ahora muchas situaciones tienen una explicación más satisfactoria que los típicos comentarios que hacemos siempre sobre lo raros y fríos que son los alemanes. Mis amigos ya lo han leído y coinciden en lo útil que es. Creo que los mayores malentendidos se deben a las diferencias entre la cortesía positiva y negativa o el contexto fuerte o débil. Por eso estos conceptos, vistos de manera tan práctica y concreta a través de un mosaico de relatos, han sido todo un descubrimiento.

 

¿Quieres leer más opiniones sobre este libro? Pincha aquí.

¿Quieres comprarlo? Pincha aquí.

 

Si quieres entrar en estos conceptos de cortesía que tanto han ayudado a Eduardo de una forma más ligera (narrativa) y más barata (4,64 euros frente a los 14.95 que cuesta "Gramática de la cultura"), puedes optar por el e-book "Hispanos en Alemania. Sintonizando una nueva cultura." Abajo encuentras más información sobre él. Si no tienes un lector de libros electrónicos puedes leerlo en tu ordenador o tableta.

 

Este es un libro sobre Alemania, pero también sobre España, México, Argentina, Chile, Turquía, Polonia, Italia... ¡Y sobre ti!


Es un libro para conocer a otros pero sobre todo para conocerte a ti mism@. 

Cultura de dentro a fuera. Viaja para encontrarte
, para saber cuánto de ti ha sido moldeado por tu cultura sin que tú te hayas percatado.

Viaja con través de Clara, Javier, Sonia, Laura, Angelita, Verónica... Vive con ellos la aventura alemana, la experiencia de los expatriados. Si nunca has sido un expatriado, para hacer realidad eso de que leemos para vivir a través de los libros todas esas vidas que nunca viviremos. Si ya emigraste o lo estás haciendo, para sentirte acompañado por otros y adquirir más experiencias que sumar a la tuya.

 

Sabemos que hablamos en español, inglés, alemán... Lo que no sabemos es que también pensamos, vemos, interpretamos, juzgamos...en nuestro idioma. Descúbrelo. 

Más información aquí.

 

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

Natalia Pérez de Herrasti
Natalia Pérez de Herrasti

¿Quieres unirte al grupo de Facebook: Introducción a la vida en Alemania para extranjeros? Pulsa aquí.

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

¿Tienes preguntas? ¿Quieres añadir o precisar algo? No olvides contarlo en los comentarios de abajo.

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

http://herrasti.jimdo.com. Basada en ilustración de M. Victoria Escandell en la conferencia citada.
http://herrasti.jimdo.com. Basada en ilustración de M. Victoria Escandell en la conferencia citada.

¿Te ha gustado? Compártelo:

 

Puesto 1 en Amazon.de
Puesto 1 en Amazon.de

Desde abril de 2012 en el Top 100 de Amazon.de spanisch.