mié

09

ene

2013

¿Son bienvenidos los españoles en Alemania?

Sven Astheimer informa regularmente para el FAZ (Frankfurter Allgemeine Zeitung) sobre el mercado laboral. En su artículo del 15.02.2012 titulado "Emigración. Los españoles están aquí" compara a los emigrantes de los años 60 con los de hoy y da algunos consejos. ¿Es mejor ir con el contrato debajo del brazo? ¿Es mejor ir a localidades pequeñas o a ciudades grandes?

Algunos buscadores de trabajo te facilitarán la tarea. Aquí tienes enlaces a algunos.

  • A los de hoy ya nadie les llama "Gastarbeiter", dice Astheimer. Aclaro que se trata de un término cargado de connotaciones negativas, pese a que literalmente significa "trabajadores huésped."

 

  • A los de hoy se les exigen conocimientos de idioma porque se ha aprendido de los errores del pasado que produjeron problemas de integración. Y en ese sentido, dice Astheimer, los españoles son modélicos. Si hasta ahora los alemanes empollaban laboriosamente para aprender la lengua del país donde pasan sus vacaciones, ahora son los españoles los que abarrotan los Goethe Institut, que no dan abasto, y se esfuerzan por aprender alemán.

 

  • Los de los años 60 eran sobre todo personal poco cualificado. Hoy muchos de los que llegan están mucho más cualificados que la mayoría de los alemanes (dice Herbert Brücker, investigador del Instituto para el Mercado de Trabajo e Investigación Laboral.)

 

Expone también el artículo una serie de hechos que se pueden convertir en consejos para los que planean emigrar a Alemania:

 

  • Recomiendan que nadie venga sin tener un contrato de trabajo en el bolsillo. Con ese fin la administración laboral alemana está estableciendo convenios con los países en cuestión para organizar la inmigración.

 

  • A través de la experiencia de una psicóloga española advierte del peligro que supone Berlín. La capital atrae a muchos españoles, que quieren pasarlo bien y se sienten atraídos por los lugares que ofrecen mucha vida social. Pero Berlín se puede convertir en una trampa ya que su cifra de paro (12%) es muy superior a la del resto del país.

 

  • Astheimer y los expertos a quienes consulta aconsejan a los inmigrantes que no se empecinen en ir a las grandes ciudades, ya que gran cantidad de la oferta de trabajo está en PYMES situadas en localidades pequeñas.

 

Afirma que en España la emigración es algo discutido y que algunos periódicos se dedican a una agitación populista.

 

Los alemanes aspiran a que los trabajadores que vengan se queden aquí hasta la edad de jubilación. Por eso quieren esforzarse para que se sientan bien y que en su tiempo libre tengan otros compatriotas cerca. Pero en realidad la mayoría de los españoles piensa reunir experiencia unos años y volver a España en cuanto puedan.

 

El artículo se refiere repetidas veces al caso de Ignacio Úbeda, que entró en contacto con una iniciativa del gobierno de Hesse en una feria de empleo en Getafe. Se puso en camino con un contrato ya en el bolsillo, la opción mejor. Aunque es enfermero (Krankenpfleger, no sé en concreto qué titulación tiene en España), tiene que realizar allí una segunda cualificación, ya que necesita una formación específica alemana, la de Altenpfleger, (cuidador de ancianos), que pocos países tienen. Su contrato es temporal (befristet) pero será fijo (unbefristet) cuando apruebe los exámenes de su curso de lengua e integración.

 

Afirma Astheimer que la demanda de cuidadores de ancianos titulados en el Estado Federado de Hesse es mucho mayor que la oferta, y que sólo es posible cubrirla con inmigrantes.

 

En el primer semestre de 2012 aumentó la llegada de inmigrantes griegos en un 78%, y de España y Portugal en un 53%.

 

Me parece interesante mencionar los comentarios de los lectores. La primera quiere recordar que, independientemente de la discusión sobre si los españoles se integran o no (cosa que ella no pone en duda) es importante saber que hay más emigrantes alemanes viviendo en España que españoles en Alemania, por más que las razones para la emigración sean distintas. 

 

El siguiente tira también de las orejas a Astheimer: le reprocha que hable de casos aislados y generalice a partir de ellos en lugar de mencionar estadísticas. No entiende por qué Astheimer habla tanto del caso español cuando en 2012 inmigraron 6 veces más rumanos y búlgaros que españoles. Sin embargo a ellos no les dedica una serie de artículos como a los españoles. 

 

Pone en cuestión la afirmación de Astheimer de que la integración de los Gastarbeiter de los años 60 fuera un fracaso. Opina que no lo fue. La integración fracasada vino después, en los 80-90, con la llegada de personas que no inmigraron a través de pactos organizados sino por otras vías, como importación de novias/esposas (en clara referencia a los turcos) etc. 

 

Pide al autor que no vea a España siempre como país de emigrantes ya que en los 10 años anteriores a la crisis recibió 4 millones de inmigrantes. Le parece que sería más interesante escribir artículos sobre eso.

 

El tercer comentarista dice que sean bienvenidos los poquitos españoles que ahora están llegando y que en pocos años se volverán a su bello y soleado país. El problema no son ellos, sino los muchísimos búlgaros y rumanos enfermos y sin formación que están llegando y para los cuales no hay trabajo.

 

¿Qué opinas tú? ¿Crees que los españoles son bienvenidos en Alemania? ¿Crees que es un buen consejo no ir a las grandes ciudades? ¿Desaconsejarías ir sin un contrato de trabajo?

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Nicole Serafini (domingo, 22 enero 2017 05:01)


    I've been surfing on-line greater than three hours as of late, but I by no means discovered any interesting article like yours. It is lovely worth enough for me. In my view, if all webmasters and bloggers made excellent content material as you probably did, the net shall be much more useful than ever before.

EDUARDO, ESTUDIANTE EN LA UNIVERSIDAD DE GÖTTINGEN, ALEMANIA:

 

Este libro debería ser obligatorio para todos los que vengan a Alemania o los alemanes que vayan a países hispanohablantes. No entiendo por qué no nos han explicado estas cosas antes. Leí "Gramática de la cultura "con avidez, y me sorprendió que pueda explicar de forma tan clara percepciones sobre los alemanes de las que había hablado cientos de veces. Ahora entiendo muchas cosas que me hubiesen ayudado en ciertos momentos más que el conocimiento de la gramática. Ahora muchas situaciones tienen una explicación más satisfactoria que los típicos comentarios que hacemos siempre sobre lo raros y fríos que son los alemanes. Mis amigos ya lo han leído y coinciden en lo útil que es. Creo que los mayores malentendidos se deben a las diferencias entre la cortesía positiva y negativa o el contexto fuerte o débil. Por eso estos conceptos, vistos de manera tan práctica y concreta a través de un mosaico de relatos, han sido todo un descubrimiento.

 

¿Quieres leer más opiniones sobre este libro? Pincha aquí.

¿Quieres comprarlo? Pincha aquí.

 

Si quieres entrar en estos conceptos de cortesía que tanto han ayudado a Eduardo de una forma más ligera (narrativa) y más barata (4,64 euros frente a los 14.95 que cuesta "Gramática de la cultura"), puedes optar por el e-book "Hispanos en Alemania. Sintonizando una nueva cultura." Abajo encuentras más información sobre él. Si no tienes un lector de libros electrónicos puedes leerlo en tu ordenador o tableta.

 

Este es un libro sobre Alemania, pero también sobre España, México, Argentina, Chile, Turquía, Polonia, Italia... ¡Y sobre ti!


Es un libro para conocer a otros pero sobre todo para conocerte a ti mism@. 

Cultura de dentro a fuera. Viaja para encontrarte
, para saber cuánto de ti ha sido moldeado por tu cultura sin que tú te hayas percatado.

Viaja con través de Clara, Javier, Sonia, Laura, Angelita, Verónica... Vive con ellos la aventura alemana, la experiencia de los expatriados. Si nunca has sido un expatriado, para hacer realidad eso de que leemos para vivir a través de los libros todas esas vidas que nunca viviremos. Si ya emigraste o lo estás haciendo, para sentirte acompañado por otros y adquirir más experiencias que sumar a la tuya.

 

Sabemos que hablamos en español, inglés, alemán... Lo que no sabemos es que también pensamos, vemos, interpretamos, juzgamos...en nuestro idioma. Descúbrelo. 

Más información aquí.

 

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

Natalia Pérez de Herrasti
Natalia Pérez de Herrasti

¿Quieres unirte al grupo de Facebook: Introducción a la vida en Alemania para extranjeros? Pulsa aquí.

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

Puedes leer los artículos más leídos del blog aquí.

 

Puedes leer artículos para profesores y alumnos de Español Lengua Extranjera aquí.

 

Puedes leer artículos para quienes quieren aprender alemán o trabajar o estudiar en Alemania aquí y aquí.

¿Tienes preguntas? ¿Quieres añadir o precisar algo? No olvides contarlo en los comentarios de abajo.

No olvides que, para comunicarse, conocer la cultura es tan o más importante que dominar el idioma. Lee lo que dice Eduardo sobre su experiencia al respecto en la columna de la derecha.

http://herrasti.jimdo.com. Basada en ilustración de M. Victoria Escandell en la conferencia citada.
http://herrasti.jimdo.com. Basada en ilustración de M. Victoria Escandell en la conferencia citada.

¿Te ha gustado? Compártelo:

 

Puesto 1 en Amazon.de
Puesto 1 en Amazon.de

Desde abril de 2012 en el Top 100 de Amazon.de spanisch.